viernes, enero 06, 2006

La Divina Oquedad 01: "The Falling Stones" - Rodrigo Terranova

13 comentarios:

Fran Lopez dijo...

Che, Rodrigo, yo te creo que la historieta sea autobiográfica. Lo que no entiendo es qué muñeco sos vos: ¿El tipo, la tipa, Dios o el angelito?

¿En San Luis llueven piedras? Entonces todo eso que dicen las campañas de turismo (digo, que irse a San Luis es como irse al caribe con las 4 finalistas de America's Next Top Model - sí, miro eso), ¿es mentira?

¿Eh? ¡¿Eh?!

Salú,
-Fran (que, además, piensa que tu historieta esta buenísima)

Kwaichang Kráneo dijo...

Lo felicito Rodrigo.
Ahí está! para Mosquito que decía que Dios no existe. Refutado por completo, como decía el General: en historieta la unica verdad es lo dibujado en negro sobre blanco.

Dante Ginevra dijo...

Grande Rodrigo!!
Bienvenido, che!
Muy bueno lo suyo, muy bien representado el estado de ànimo y, sobre todo, el pensamiento colectivo ¿quièn no fantaseò alguna vez con la "ira de Dios" o que cuando llueve lloran àngeles o que caen soretes de punta, eh?
Creo que lo que alimenta el drama es leer la fecha que figura al principio.

Otro grande evidentemente, uno nunca deja de aprender!

Saludos
Dante

DagNasty dijo...

¡Cómo te deprimen las fiestas de finde, eh?!
Ese día la pedrada me agarró durmiendo una buena siesta puntana. No me enteré de nada.

Infernal el blog. ¡Loco, qué pasó con el perro de Lopez y Reggiani! ya me atrapó.

Mosquito, sos un groso!

Otro saludo desde San Luis de un -ahora en más- lector diario.

Sergio dijo...

Buenisimo el comic Rodrigo!! Y muy lindo el blog!

Feliz año para vos Rodrigo, para la flia. para Dag y para todos los que me conocen., ;)

Ahh! Rod, tenemos que ver como me mandas ese CD con todos los comics.

Diego Agrimbau dijo...

En mi único viaje a San Luis me agarró una pedrada terrible. Fue lo más! Primero vimos bajar una nube amarilla por una montaña, que parecía venenosa. Y en cuanto llegó hasta nosotros, comenzaron a caer piedras del tamaño de un puño. La gente sacaba los colchones de las casas para ponerlos sobre los autos. Yo me ligué un par de moretones, pero nada grave. Eso sí, mi viejo estaba loco, el auto quedó hecho mierda.
Al otro día, los mecánicos ponían cartelitos de "sacabollos". Te sacaban los bollos con una sopapa.
En fin, a quién carajo le puede interesar, no sé. Pero si no lo cuento ahora, no lo cuento más.

Groso Terranova.

Salu
agrmbx

Max Aguirre dijo...

Terranova: Que lindo y personal dibuja usted. Eso nada más.

DagNasty dijo...

Hablando de pedradas sanluiseñas... Rodrigo podría historietizar esa marcha anti-Rodríguessaá a la que fue y le hicieron un buraco en la frente con un ¿ladrillo/botella/baldosa?

A Dady Brieva también le llovieron piedras en San Luis, pero no climáticas!

Sergio, un abrazo!

Rodrigo Terranova dijo...

Fran, no puedo ser

a) la tipa: porque nací con un miembro grande.
b) Dios: porque ya no tengo pelo.
c) el angelito: por el mismo motivo que a).

Ergo, a quien más me parezco es al sujeto que mira las piedras.

Gracias por los comments, y recuerden que mañana le toca a Max Aguirre.

Rodrigo Terranova dijo...

Con respecto a lo que comenta Agrimbau, la gente en San Luis está muy alerta con el tema de la piedra (y no "el granizo", que sería la versión maricona que se conoce en BA). En realidad, todo el verano consiste en correr a guardar el auto cada vez que una nube dudosa nos cubre con su sombra.

Desopilante, imagínense.

Roberto vs dijo...

Bueno, se salvo el tanque de agua, pero porque lo tienen protegido por los cuatro costados... pero se salvo la tapa, o no... acá me la perforó una pedrada. Cuando era chico y vivía en la chacra en Allen, Río Negro, y se venía el cielo negro mi vieja hacía cruces de sal para evitar el granizo, a veces funcionaba, otra veces se hacían pelota las manzanas y las peras...
Ahora que todas las chacras quedaron en una pocas manos hay unos que tiran cañonazos a las nubes y cortan las tormentas... en serio, no cae más piedra.
Roberto vs

Federico dijo...

¡Rodrigazo!
Paren de levantar el estandard de calidad, que se nos va a poner semana a semana más difícil.
Siguiendo con la línea "mis experiancias meteorológicas puntanas", yo estuve de niño, en carpa, en el microclima de Merlo, y cayeron como 200 mm de agua en una noche. Pero después nos quedamos 20 días, mitad secando las frazadas, mitad disfrutando como chanchos. Ya de adolescente, volví a San Luis, y no llovió, la pasé buenísimo, no me gané ni una sóla minita y me tomé una damajuanda del vino más feo que probé en mi vida. San Luis es lo más.

Angel Mosquito dijo...

Rodrigo, dos palabras: "Im Presionante"
No discutiremos sobre teología, como nos quiere impulsar don Kraneo. Si ud cree en Dios, esta bien. Pero lo del miembro grande, no sé, che.
Y amí las lluvias, ni siquiera de piedra, de agua nomas, me ponen MUY NERVIOSO, en especial cuando voy por la autopista (nuevo episodio de El grnajero...", ja).
Si seguimos asi, con lectores que no somos nosotros mismo, esto se pone bueno!