viernes, enero 20, 2006

La Divina Oquedad 03: "El Héroe" - Rodrigo Terranova

23 comentarios:

Belerofonte dijo...

Jajajajajaja.

Excelente, don Terranova, excelente.

Federico dijo...

No sabés cómo me descolocó el superhéroe cuando lo vi antes de ampliar la página.
Aviso: los recursos y las ideas son del pueblo. No veo la hora de encontrar el momento de afanarme la idea de una autobiografía en la que intervienen objetos que piensan. (Ayer una paltahigo, hoy el pobre Peter Parker)

Rodrigo Terranova dijo...

Sí, cuando lo terminé advertí que el recurso era similar al de la semana pasada, lo que me sumió en una depresión que duró 10 minutos.

Luego recordé el pasegol de Abbondanzieri a Oberman, y el sol volvió a salir.

Mr. Exes dijo...

Y a todo esto, ¿Qué opinión tuvo el niño tras ver su muñequito arreglado cual Victor Frankestain?

Saluets

Mr E

Mr. Exes dijo...

Che, comenten algo en mi blog que es muy triste...

Saluets

Mr E
www.mrexes.blogspot.com

Dante Ginevra dijo...

Rodrigo, sòlo dos palabras:

IM PRESIONANTE

De lo mejor que vi en este blog.

Dante.

Fran Lopez dijo...

Primero dios, después paltas y ahora Frankestein...

La semana que viene, Rodrigo Terranova contra los fantasmas del espacio exterior.

Diego Agrimbau dijo...

Lo interesante del caso es que Terranova no se contentaba con arreglar el muñeco, sino que quizo hacer su propia versión del Hombre Araña. Le quedó medio Robocop.

Ojo que puede ser un nuevo género artístico, el collage superheróico.

Nuestro blog sigue marcando tendencia.

Salu

Rodrigo Terranova dijo...

Sois por demás amables.

Solo espero no haber molestado a Max con un comentario futbolístico inoportuno y gratuito.

Pero qué lindo cómo lo puteaba Guillermo a Ledesma.

Roberto vs dijo...

EL MUÑECO DE ACCION
Gran Terranova esa imagen imponente del hombre araña reparado es a la vez la imagen de la paternidad argentina y la reivindicación de la tan vilipendiada costumbre argentina de atarlo con alambre y arreglarlo con cinta scotch.
Sólo los que tenemos hijos varones hemos tenido que vivir esos momentos cruciales en los cuales la imagen paterna se jugaba entera ante los ojos de nuestros hijos que nos extendían el maldito muñeco de acción, comprado en versión trucha para el tercer mundo, hecho pelota y nos decían, reteniendo una lagrima, “papi arréglame el muñeco”. Momento crucial, ante el cual tuvimos que recurrir a todo lo que no nos enseñaron en la escuela y a los recursos disponibles en el hogar, que por lo general son pocos. Pero, en una casa argentina, no falta la caja de herramientas, que incluye alambre, tornillos viejos, clavos derechos y torcidos, alambre, cinta de enmascarar que ha demostrado ser mucho más polifacética que la cinta scotch, trincheta, la gotita –si señor la gotita que todo en el hogar lo repara –y lo que ella no lo repara bien lo enmienda el alambre o la cinta de enmascarar- pedacitos de madera y otras porquerías, y por otro lado una caja llena de pedazos de juguetes destrozados que pueden permitirnos emular el sueño del Dr. Frankestein, sin caer en la versión sádica del vecinito de Toy Story.
Y ya manos a la obra, transpiramos, puteamos, resbalamos, nos cortamos, nos pinchamos, cerramos un ojo y sacamos la lengua por un costado de la boca en señal de concentración extrema. Aguzamos el ingenio, hacemos complejos cálculos y, cuan Maradona en el segundo gol contra Inglaterra, logramos reparar el maldito muñeco de acción y logramos que este se pare y se yerga imponente como el Coloso de Rodas antes de que ser derribado por el terremoto.
Gran Terranova cuantos momentos de jugarse la imagen paterna me ha hecho recordar. Ese Hulk que había costado tres mangos y que por supuesto se hizo pelota enseguida, ese Hulk cuyas articulaciones en los hombros fueron eficazmente reemplazadas por el plastiquito de tornillos fisher, cuyas articulaciones en los codos eran irreparables y fueron soldadas con una combinación de pegado por la gotita y reforzamiento por la inefable masilla Epoxi –sí, la masilla Epoxi, otro producto de la tecnología contemporánea que tantas cosas puede reparar, desde la bandeja de plástico de la heladera que fue perforada cuando un cuchillo se nos escapó, a las juntas de los pérfidos caños del bidet que se obstinaban en inundar el baño ante el reclamo de las mujeres (que siempre esperan que obremos milagros, cuando ni somos ingenieros, ni somos médicos, ni…). Ese Hulk al que, en un toque ya de soberbia, mejoré recurriendo al pincel y al acrílico que usamos para pintar las miniaturas de metal de El Señor de los Anillos. Cuanta satisfacción cuando nuestro hijo miró extasiado la expresión afierada del hombre verde.
Y sabremos que el modelo paterno ha cumplido su cometido por sobre cualquier discurso, cuando al tiempo el párvulo nos arrima orgulloso un muñeco de acción que el mismo ha reparado y en cuya reparación ha utilizado brazos, píes u otras partes de otros muñecos.

Gran Terranova un libro es grande cuando nos hace pensar mucho más allá de lo meramente escrito, cuando sirve para repasar nuestras vidas y reflexionar sobre ellas. Esa magnífica imagen del hombre araña reparado me hizo repasar los momentos claves de mi paternidad. Ahora, si bien consejos no doy, creo que hay que afirmar la cabeza con gotita y con masilla Epoxi y con unas gotitas de la gotita, la veo endeble… Usted dirá como le fue con el muñeco reparado, pero seguramente si en alguna parte volvió a romperse usted, como todo gran padre argentino, volvió a la acción y el niño volvió a sentirse feliz del padre que le toco en suerte.

Con la entrega 26 de historietas reales, si mal no he contado, Gran Terranova ha logrado otro punto culminante de este emprendimiento que promete dejar huellas en la historia de la creación nacional.

rvs

Roberto vs dijo...

Perdón, creo que conté mal y van 28 entregas de historietas reales, siempre fuí malo para las matemáticas y alguno mejor podra corregirme. rvs.

Max Aguirre dijo...

Ma ra vi llo so !!! eso.

Con respecto al comentario del pase gol, tranquilo, no me molesta, perdimos un partidito de verano después de ganar todo lo que había que ganar y ustedes ganaron un partidito de verano después de perder todo. Como me voy a molestar. Tonto.

Federico dijo...

Quiero agregar otro hito en la lista de ayudas al marido inútil: "El Pulpito", ayer pegué un cacho de marmol con inmejorable resultado.
Pero: ¿por qué los expertos en marqueting minan nuestra virilidad con esos nombres infamantes? "La gotita", "El pulpito". ¿Cómo se lo pido al ferretero. ¿Por qué no le ponen: "Pampa gaucha" o "El puma" o "JuanMoreira", así podemos ir por el mundo con la frente bien alta...
En fin.
Me voy a arreglar una pista de escalectric (marca "speed race, obviamente).

Mr. Exes dijo...

Verdad, verdad, Yo recordé el muñeco de Lion-O de un chico del barrio, que se le había cercenado el brazo (hablo de los muñecos de los Thundercats articulados de TopToys, no de los primeros de Papelería Francesa que eran chiquitos y hieráticos; un pedazo de goma pintada y con forma, bah), y que el padre le había chantado un bulón de forma muy similar a la "obra" de nuestro querido Tierranueva.
¿Y si rescatamos muñecos rotos, hacemos engendros similares, los exponemos presentando la muestra con una justificación calcada de lo que dijo Roberto (lo de " la imagen de la paternidad argentina y la reivindicación de la tan vilipendiada costumbre argentina de atarlo con alambre"), hacemos que vaya la prensa, y les chantamos historietas y propagandas del blog?
Ja

Mr E

(todavía pensando si lo que dijo es una tremenda estupidez, una alucinación jocosa, o una genialidad)

DagNasty dijo...

Fah!
Rodrigo, cuando en nuestras sobremesas laborales charlando sobre la aglomeración de juguetes en nuestros habitats me contaste de tu reparación del Hombre Araña no no alcancé a imaginar el tremendo resultado.
Apoyo la moción de Roberto, esa cabeza quedó medio chanfle!
Esta semana te alcanzo el dinosaurio de Toy Story a ver si se te ocurre algo porque ya está albino y perdió el verde propio de tanta cinta de papel que tiene.

Anónimo dijo...

Roberto, a esta altura del partido, yo hago "La Divina Oquedad" solo para que usted comente algo. Un abrazo.

Rodrigo Terranova dijo...

Bueno, el anónimo de arriba soy yo, obviamente.

Angel Mosquito dijo...

Terranova ataca a Canada...perdón, estoy jugando strip Teg con mi señora...Terranova, lo suyo es cada vez mejor! Me hace pensar que tengo que ponerme a dibujar bien de una vez por todas!
Mi papá me arregló un "Comando", los soldados buenos de Las Guerras de las Galaxias, que de tanto arreglo en la cabeza termino quedando sin cogote, era un pobre tipo...y el poxipol nunca era lo suficientemente bueno, entonces habia que quemar mas y mas...
Yo no uso Pulpito, Reggiani, hagase macho y aprenda a hacer la mezcla 4 de arena, 1 de cal, medio de cemento y surja como hombre!
GRacias Terranova, por hacerme recordar un buen momento!

Fran Lopez dijo...

Dagnasty: No me lo distraiga al Terranova, que todo buen dibujante siempre se la pasa buscando excusas para no dibujar más.

Mosquito: Sí, aprendé a dibujar, gilún, que eso cavernícolas te salieron más truchos que Los Pintín. Y no me hagas empezar con los ladrones de vírgenes y los traficantes de Vodka ilegal.

Roberto vs dijo...

TERRANOVA TE VOY A MATAR! MI HIJO MAS CHICO ACABA DE VER TU ULTIMA ENTREGA, YO LAS VOY IMPRIMIENDO Y ACOMODANDO PROLIJAMENTE, Y ME DIJO CON RENCOR "VOS ME TENES QUE ARREGLAR UNO DEL HOMBRE ARAÑA". ¿ES MUCHO PEDIR QUE LA PROXIMA ENTREGA CUENTE QUE PASO DESPUES?
TE DEJO PORQUE ME SIGUE DISCUTIENDO SOBRE COMO ARREG.........AGH

shinobi dijo...

esta historieta bien podria ser una metafora de lo que sufre parker con algunas de las horribles historias que le hacen vivir los guionistas. apiadense de spidey y apliquenle la eutanasia!

Anónimo dijo...

Terranova ha logrado, por ahora, el record de comentario a una historia real. El hombre araña destruido y reconstruido conmueve. Paco C.

Angel Mosquito dijo...

quiero sumar uno mas al record, nomas para romper las bolas